Mantén el trabajo en su lugar.

El trabajo es el refugio de los que no tienen nada que hacer

El aumento de la precariedad laboral hace que cada vez haya más personas pluriempleadas, o que invierten más y más tiempo en su hogar a continuar trabajando.

En los cargos de responsabilidad media o alta también es común llevarse tareas a casa, que a veces se convierten en una prolongación de la oficina. Para los que no puedan librarse a corto plazo de esta forma de vida que tanto disgustaba a Oscar, algunos consejos para hallar el equilibrio entre la vida laboral y la privada:

Establecer límites horarios. Aunque por nuestra actividad nos veamos obligados a trabajar en casa, es importante fijar y respetar cuándo empieza el tiempo para el ocio y la familia.

Separar espacios. Si no disponen de un estudio aparte, los que trabajan en el hogar deben restringir el espacio profesional a un despacho, y no permitir que los «asuntos pendientes» salgan de él para aterrizar en el salón, el comedor o peor aún el dormitorio.

El hábito hace al monje. Es importante tener un atuendo formal para horas de trabajo y otro más cómodo para el tiempo libre, ya que el cuerpo identifica el cambio de ropa con las fases de obligación y descanso.

 

¿Sueñas o tomas acción?

¿Sueñas o tomas acción?

Lo recuerdo como si fuera ayer. Acabo de ganar la mayor cantidad de canicas que un niño puede ganarle a uno tres años más joven. Como siempre, mi mejor amigo a mi lado. En ese entonces no dejaba de hablar de lo mucho que le gusta su nueva moto (no estaba en edad legal para conducir en la calle, sin embargo, lo hizo). La recibió como regalo de su padre, que, me imagino, hasta ahora todavía tiene una tienda de bicicletas.

Solíamos hablar de cosas que nos gustaría hacer. Él tendría su propia tienda de motocicletas, un día y mientras decía todo eso en lo único que podía pensar en ese momento era mi nuevo gran paquete de canicas acumuladas. (¡Era enorme!) Yo quería ganar más canicas, él quería hacerse rico y …

Ahora quiero venir rápidamente al presente. Mi mejor amigo resulto no ser tan buen amigo y nos distanciamos. Nos fuimos por caminos diferentes, hacia diferentes escuelas y vivimos en lugares distanciados. Recientemente, lo encontré caminando con la mirada lejana, era muy diferente a de aquel entonces y le pregunte qué es lo que hacía actualmente me dijo ahora estar trabajando de ocho a cinco en la línea de montaje de una fábrica de automóviles, haciendo el trabajo más repetitivo es posible, sin ninguna razón específica que sea, diciendo que los sueños son solo eso… sueños. La vida no es lo que esperaba desde el principio.

¿Qué diferencia los que tienen éxito de los que no?, ¿Por qué unos pocos solo lo hacen y llegan al éxito mientras que los que toman el camino seguro se detienen a la primer prueba?

Se perturba mi mente al pensar que existen personas que se conforman con lo mediocre, cuando el mundo está diseñado para hacer las cosas en grande.

Últimamente, he conocido a muchos hombres y mujeres de negocios y estudiantes convencidos para crear una nueva empresa, y empecé a notar algunas diferencias.

No son habilidades, inteligencia o talentos; Es educación, pasión, unidad y la motivación la que ha hecho a esos hombres y mujeres grandes. Los “buscavidas” son apasionados de lo que hacen. Se despiertan en la mañana con un disparo de entusiasmo junto con la creencia inquebrantable que van a hacer que la vida funcione de la manera que quieren.

Deja de ser perfeccionista

Las personas que se esfuerzan porque lo que hacen sea demasiado “perfecto” dejan de lado la mayoría de las oportunidades por no ser “seguras”, mientras que las personas exitosas toman todas las oportunidades.

Yo considero que el perfeccionismo es una “cualidad” negativa para tener y no debería de estar en el diccionario de ningún empresario. Si eres un perfeccionista, seguro intentas convertir cada detalle en una capilla Sixtina, pero recuerda que si no es del agrado de tu cliente será como quemar esa capilla. Si intentas entregar la “perfección”, nunca a alcanzaras tu meta.

Coincidentemente, los empresarios más exitosos que he conocido hasta ahora son los que no pasaron la escuela con gran éxito, pero son los que, por poco, no pasan. Eran los que tenían sólo los grados suficientes para ir al siguiente año. Uno de ellos me comento un día ¿Por qué quieres poner todo este esfuerzo para obtener un exceso de grados que son inútiles para ti? Obtén lo suficiente para poner a trabajar a los que les dedicaron tiempo al estudio y disfruta la vida.

Con esto no digo que no haya que estudiar, quiero decir que no tenemos por qué ser “todólogos”.

http://pbs.twimg.com/media/BawN2ZiCMAAqd4K.jpg

El peor error es pensar que todo está perdido

Aquí estoy hablando sobre el estado mental de esas personas que prefieren morir en el intento y renunciar a la mitad del camino. La principal motivación de los triunfadores viene de dentro y no se alimenta desde el exterior. Para la mayoría de la gente, es fácil renunciar a las promesas que te haces a ti mismo (por ejemplo los propósitos de año nuevo ¿no?) pero para triunfadores, eso es lo más difícil de hacer, faltar a tus propias promesas y propositos. Mientras los otros van caminando con la sensación de que no tienen todo lo que necesitan. La sensación de “¿y si voy por mal camino”, “¿qué pasaría si …” ustedes me entienden.

Si crees que todo lo negativo que te está ocurriendo a ti, a tu negocio, a tu vida o a tu ideal, ya sea bueno o malo, recuerda que es el efecto de algo que hicimos o dejamos de hacer en el momento preciso. Todo depende de ti.

 

Despide al estrés y a la ansiedad de tu vida

Despide al estrés y a la ansiedad de tu vida

Algunas de las principales fuentes de estrés son: la forma en que percibimos el mundo, nuestro lenguaje, las exigencias e imposiciones –propias o ajenas– que nos atrapan en un mundo en el que ‘tenemos que’ o ‘debemos de’. ¡Libérate de ellas!

Salgamos o no de viaje, todos necesitamos de un buen descanso. Es más, no necesitan ser vacaciones para que experimentemos una sensación de tranquilidad. Una de las principales fuentes de estrés son las exigencias e imposiciones –propias o ajenas– que nos atrapan en el mundo del “tener que” y nos generan mucha ansiedad.

Pon atención a lo que dices y piensas a lo largo de un día y detecta cuantas veces te topas con frases relacionadas al “tener que”. Por ejemplo: “Tengo que soportar este trabajo”; “Esto no tendría que estar sucediendo así”; “Él o ella tendría que tratarme de otra manera”; “Tienes que quererme como yo a ti”.

¿Qué emociones te generan dichos pensamientos? ¿Quién te dijo que las cosas tienen que ser como tú las crees o esperas? ¿Qué te dices cuando las cosas no salen como esperabas? ¿Qué podría sucederte de seguir pensando así? ¿De qué te sirve pensar así? ¿Encuentras más pérdidas o ganancias?

Otros posibles caminos que tomar:

Del ‘Tengo qué’ al ‘Voy a’

En coaching decimos que lo que declaramos, crea nuevas realidades. Piensa en el “Sí” más importante que hayas dicho en tu vida.

¿Cómo cambio tu mundo a partir de esta declaración?

Del mismo modo, todo lo que decimos y nos decimos va generándonos ciertos resultados.

Si mis conversaciones (internas o externas) están llenas de “tengo que”, probablemente experimentemos mucho estrés por lograr que se cumplan y muchas frustración o enojo cuando no sucede así. ¿Cómo te sentirías si reemplazaras el “Tengo que” por un “Voy a”?

En el primero sólo vemos las tareas y obligaciones que hay que cumplir, la mayoría de las veces lo que nos mueve es el miedo a no ser o hacer lo que se espera nosotros.

En el caso del “Voy a”, se trata de una convicción, un propósito conducido por nuestra visión, sueños y deseos de realización. La frustración es menor aquí, pues aunque las cosas no sean como deseamos y comentamos errores, sabemos que estamos en el camino correcto hacia lo que buscamos.

De lo “terrible” al “desafío”

Cuando sólo nos fijamos en el contraste que existe entre lo que sucede y lo que nos tendría que estar sucediendo, nublamos nuestra vista ante las oportunidades de aprendizaje y crecimiento que nos brinda el momento presente.

Nos quitamos la posibilidad de realizarnos en cada paso y ante cualquier circunstancia, incluso en aquellas dolorosas y desafiantes. Creemos que sólo ciertas situaciones le darán sentido a nuestra vida, en vez de encontrar el sentido en cada situación.

Cambia las imposiciones por preferencias

En su libro Cómo controlar la ansiedad antes de que la controle a usted, Albert Ellis nos habla de tres principales imposiciones y deberes absolutistas que son una fuente importante de sufrimiento:

1. Imposiciones dirigidas a uno mismo: Debo rendir en todo como sea y hacerlo bien, si no es que no valgo como persona.

2. Imposiciones dirigidas contra otras personas: Los demás deben tratarme amable y justamente, si no es que son despreciables.

3. Imposiciones dirigidas hacia el entorno: Las condiciones que me rodean deben estar hechas de manera que yo consiga todo lo que quiero y evite todo lo que no deseo, si no el mundo será un sitio bastante horrible

Para cambiar el malestar que estas imposiciones generan, el autor propone agregarles un “pero” o un “sin embargo” para convertirlas en preferencias.

Por ejemplo: “Preferiría que mi jefe hubiera reconocido mi trabajo, sin embargo, mi talento y capacidad no dependen de su opinión”; “Deseo que correspondas al cariño que te tengo, pero si no lo haces, no significa que algo esté mal conmigo”.

Te invito a que hagas una lista de tus principales imposiciones y la rediseñes supliéndola por deseos y preferencias.

Texto: de alto nivel

 

Obtener tu trabajo ideal es Simpleness

Obtener tu trabajo ideal es Simpleness

Antes de comenzar a leer este post debes tener claro en qué momento te encuentras y ser sincero contigo, que es lo más importante.

¿En qué fase te encuentras de tu búsqueda?

Encontrando mi propósito: Imaginando por lo menos en tres carreras diferentes, describiendo tu trabajo ideal, buscando mentores de la vida real o pensando en ser tu propio jefe.

Comenzando: Estas elaborando el mapa de tu trayectoria profesional actual, tu currículo o linkedin, elaborando planes financieros e investigando el mercado actual.

Aprendiendo nuevas habilidades: buscando formas de crecer como profesionista para tener mejores oportunidades.

Redes: Creando redes profesionales, conociendo personas con tus mismos intereses o líderes de negocios.

Elaborando solicitudes de empleo: Entregando a cualquier corporativo, dependencia, organización o empresa solicitudes desesperadamente para ver que cae.

Entrevistas: Asistiendo a entrevistas de empleo.

Contento: estas a gusto con el trabajo que tienes actualmente.

Si te encuentras en cualquiera de estas secciones tal vez sería bueno que le eches un vistazo a nuestro artículo.

Hay tres preguntas críticas a preguntarse antes de decidir lo que es tu “trabajo ideal”.

  1. ¿Qué quieres?
    Haz una lista de todo lo que quieres en la vida, incluyendo las cosas materiales y dinero. ¿Dónde vives y qué es lo que quieres?, ¿Qué te parece tu casa? ¿Qué tipo de relaciones tienes? ¿Cuáles son las cosas o experiencias que te imaginas te traerán felicidad?
  2. ¿Cuál es el camino que quieres caminar?
    Esta pregunta rara vez nos preguntamos con verdadera profundidad en comparación con la del punto uno, sin embargo, es la clave de tu felicidad. El camino quieres caminar es el proceso por el cual obtendrás lo que deseas. ¿Te gustaría tener tiempo para tu familia y amigos? ¿Te gustaría que tus días fueran cortos o largos? ¿Cómo quieres pasar tu tiempo? ¿Tienes tiempos de creatividad en tu día? Si no te haces esta pregunta, seguramente será muy difícil que te acerques a tu vida ideal. Es por defecto la ruta más fácil y más visible para conseguir lo que quieres. Por ejemplo, si quieres un montón de dinero, podrías convertirte en un banquero. Más tarde, en la vida, podrás tener una crisis de mediana edad, cuando te des cuenta de que realmente no has disfrutado por lo que implica la vida como banquero. Si calculas bien las trayectorias puedes evitar estar en situaciones equivocadas.
  3. ¿Cómo puede nuestro camino elegido ayudarnos a conseguir lo que queremos?
    Nuestros cerebros están diseñados para sintetizar y dar sentido a la información antagónica. Al preguntar cómo tu camino puede ayudar a obtener lo que deseas, le das una orden a tu cerebro que piense en lo que comúnmente no le prestamos atención y damos por sentado. La voz crítica en la cabeza podría decir: “Bueno, eso no es realista. No se puede hacer un montón de dinero y tiempo libre. La realidad funciona como x no y “Esta voz le mantendrá en el camino más fácil y más visible y no toma en cuenta tus capacidades, la cual te mantendrá con miedo y apegado a algo que tal vez no te gusta.

Reflexione sobre estas preguntas.
Después de contestar cada pregunta, escribe una descripción de cómo es tu trabajo. Trata de incluir tantos detalles como sea posible. ¿Cómo se ve tu oficina?, combina tus deseos con tus talentos. ¿Qué es lo que realmente valoras y cómo esos se presentan durante el curso de tu día? ¿Cómo es un día de trabajo?, ¿Se parece a lo que buscas? y ¿Cómo te sientes al final del día?

NOTA: si te encuentras en una situación parecida y parece que no hay salida, lo mejor es que consultes a un Simpleness Agent, seguro te orientará a un mejor desenlace de tu vida.

 

15 Tips para hacer más Simpleness tu vida

15 Tips para hacer más Simpleness tu vida.

Podemos divertirnos un poco con el ingenio que ofrece la psicología, ya que tiene técnicas que nos permiten conocer mejor a nosotros y a la gente, o dicho de otro modo, recursos que nos ayudarán a tener una ventaja sobre los demás. A veces, puede ser que sea posturas del cuerpo o a simplemente es como tener una sonrisa en la de vez en cuando.

¿Qué pasa en realidad en la cabeza de las personas?

Lee y practica estos tips psicológicos que te sorprenderán:

1. Reconoce relaciones cercanas.

Cuando un grupo de personas se ríen, cada uno hace contacto visual con el que se sienten más cercano o empático. Así pues, si quieres saber quién está más cerca de alguien sólo hay que mantener un ojo en todo el mundo.

2. Despierta con energía.

Si tienes problemas para despertarte en la mañana a pesar de utilizar una alarma, intenta gritar ¡Si! ¡Si! ¡Si!… Esto funciona. Inténtalo en la siguiente mañana, intenta despertar con la ayuda de un despertador, cierra tus puños, respira profundo y grita ¡Si! ¡Si! ¡Si! Eso es todo lo que necesitas para despertar con la mejor actitud. Al principio te sentirás ridículo.

3. ¿En verdad ponen atención cuando hablas?

Mientras hablas con cualquier persona, simplemente nota la dirección de sus pies. Si sus pies apuntan hacia ti, les interesa lo que le estas platicando. Si no es así, seguramente existe desinterés.

De la misma forma la mirada, si es inquieta y no existen puntos de contacto, siento decirte que solo están esperando el momento de retirarse.

4. Generando compromiso.

Las personas son más propensas a hacer lo que dices si se les da una tarea más simple primero. ¡Sí! Este es un truco muy utilizado.

5. Adiós estrés.

Cambia tu postura. Esta una de las formas más eficaces para dejar de lado el estrés. Los aspectos físicos son muy importantes. Lo que ocurre es que el estrés viaja desde tu mente y se transfiere a tu cuerpo mientras. Lo mismo se puede realizar de forma inversa.

6. ¿Enojado o enojada?

Usa los espejos para controlar tu mal humor. Los que trabajan en los centros de atención al cliente puede saber sobre esto. Pon un espejo detrás del mostrador. Cada vez que se acerca un cliente enojado, quien tendrá que verse a sí mismos en el espejo mientras se habla, inconscientemente hará que disminuya, porque nadie quiere verse a sí mismo como tonto.

7. ¿Miedo en las entrevistas? Tú tienes el control.

Sólo se repite estas cosas:

  • Yo conozco perfectamente a estas personas (los entrevistadores) toda mi vida.
  • Sólo somos viejos amigos poniéndose al día.
  • No puedo esperar a verlos.

Esto funciona porque estos mensajes se han registrado en tu mente subconsciente y por lo tanto evita que sientas nervios.

 

8. ¿Quieres sentir más confianza?

Sólo ponerse de pie con las manos dentro de sus bolsillos y la cabeza hacia arriba. Puede sonar como un cliché, pero éste tip te sorprenderá dándote la seguridad que te falta.

9. Evita decir ‘yo creo…’ con demasiada frecuencia.

Es uno de los signos que demuestran poca confianza hace que se vea que dudas de ti mismo.

 

10. ¡A limpiar la casa!

Limpia tu casa para dejar ir cualquier tensión que tengas en tu vida. Parece broma, pero hay estudios profundos al respecto que datan de miles de años atrás como el feng shui.

 

11. Sonríe… siempre.

Te hace sentir bien contigo mismo y los demás. Hace que la gente como tú se acerque

12. Acostúmbrate a recordar los nombres.

Digamos que conoces a una persona por primera vez y preguntas su nombre para conseguir esa conversación de inicio. Recuerda su nombre y la próxima vez que la veas llámala por su nombre. Esto hace sentirse especial.

13. Te pone nervioso llegar tarde.

¡Sí! Sólo solo existe una manera de superar esto. Entra como si todo el mundo te estuviera esperando, sonríe y siente como si conocieras a todos.

 

14. Haz preguntas abiertas en cualquier conversación.

Para que una conversación fluya sin problemas y para mostrar a otra persona que estás interesado, haz preguntas en las que la persona tenga que elaborar respuestas y mira a los ojos.

15. Evita contradecir… complementa.

En lugar de contradecir lo que dice una persona intenta hacer un comentario con respecto a lo que dijo y utilizar frases como “estoy de acuerdo con lo que dijo y también me gustaría…” y algunas similares.

Muy bien ahora no crean nada de lo que les dije, ponlo en práctica y comenta tus resultados.

 

YOGA EN LA OFICINA

YOGA EN LA OFICINA UN RECURSO QUE CRECE EN MÉXICO

 

Indudablemente que para poder sobrevivir veinticuatro-siete en al mundo laboral actual, todos tenemos que hacer bastantes ajustes y sacrificios. Yoga ha parecido una excelente opción para poder adaptarnos, sin embargo, no a todos les encantaría estar en mayones o shorts frente a su jefe.

Esto presentó un reto interesante para Roberto Recillas, Fundador y Ceo de OM Vedanta, quien desde hace un par de años decidió crear Yoga Corporate Resources, un apartado especial, que adapta esta milenaria disciplina para llevarla al área de trabajo. La primera pregunta que surgió fue ¿Porque se necesitaría yoga dentro de la oficina? La respuesta fue obvia en un inicio, ayudar al Control de la ira y el estrés, aprender a Meditar y mejorando los resultados y tener un espacio de Yoga en la oficina: 30 o 40 min. de energía.

 

Roberto Recillas ha crecido en una familia que practica yoga desde antes de su nacimiento, ha participado en programas de capacitación y formación de instructores en varios estados de la república, por lo que se ha dado cuenta de la necesidad de profundizar la práctica y adaptarlo a otros modelos como la oficina.

“Sabiendo que los beneficios del yoga son tan bien conocidos, quería entender los problemas comunes de los trabajadores y poder brindar estos recursos para mejorar su rendimiento profesional, personal y su vida en general”, dice Roberto Recillas.

Así que cambio los métodos tradicionales de la práctica del yoga, que podía ir desde una hasta tres horas.

El primer cambio fue adaptar la práctica de duración de 30-40 min.

Para evitar que el tiempo se desperdiciara, en la segunda adaptación se tiene la opción de hacer el ejercicio con tu ropa de oficina, si, como lo lees… No más ropa especial de yoga. Se logró crear un método a través del cual se adaptarán las posturas al lugar donde trabajas.

“La gente está “ocupada”, se pide mucho si quieres que abandonen su puesto a media jornada de trabajo; incluso cambiarse de ropa dos veces, acomodar el tapete y hacer toda la preparación toma mucho tiempo”

menciona Roberto Recillas

“Aunque la forma tradicional de hacer yoga se haya modificado, la esencia está profundamente arraigada en las enseñanzas y tener una clase de 30-40 min a la mitad de la jornada regresa el espíritu de trabajo, mejora la atención, elimina el estrés y mejora los resultados”

Yoga es… un recurso corporativo.

Al reconocer los beneficios obtenidos en empresas de gobierno como el Senado de la Republica, universidades como la Universidad Gestalt, centros médicos y empresas particulares como Microsoft y Dell, han decidido formar parte de esta gran campaña de conciencia para el desarrollo empresarial. Ya que se han dado cuenta que las cinco principales razones para comenzar yoga fueron: flexibilidad tanto física como mental (78.3 por ciento), el acondicionamiento general (62.2 por ciento), la mejora de la salud en general (58.5 por ciento) y la condición física (55.1 por ciento).

Por esta razón en cada sesión, se enseña PRANAYAMA, que es el control de la respiración para calmar la mente y tener la capacidad de controlar emociones para enfocarse; ASANAS, actitudes y posturas físicas para aumentar la flexibilidad física y mental reduciendo la tensión, y DHARANA, la primera forma de meditación… la concentración activa.

¿Crees que tu empresa está lista para mejorar la vida de sus trabadores?

Recuerda que los trabajadores satisfechos y felices son más productivos.