¿Sueñas o tomas acción?

15 noviembre, 2018
Posted in Simpleness
15 noviembre, 2018 Roberto Recillas

¿Sueñas o tomas acción?

¿Sueñas o tomas acción?

Lo recuerdo como si fuera ayer. Acabo de ganar la mayor cantidad de canicas que un niño puede ganarle a uno tres años más joven. Como siempre, mi mejor amigo a mi lado. En ese entonces no dejaba de hablar de lo mucho que le gusta su nueva moto (no estaba en edad legal para conducir en la calle, sin embargo, lo hizo). La recibió como regalo de su padre, que, me imagino, hasta ahora todavía tiene una tienda de bicicletas.

Solíamos hablar de cosas que nos gustaría hacer. Él tendría su propia tienda de motocicletas, un día y mientras decía todo eso en lo único que podía pensar en ese momento era mi nuevo gran paquete de canicas acumuladas. (¡Era enorme!) Yo quería ganar más canicas, él quería hacerse rico y …

Ahora quiero venir rápidamente al presente. Mi mejor amigo resulto no ser tan buen amigo y nos distanciamos. Nos fuimos por caminos diferentes, hacia diferentes escuelas y vivimos en lugares distanciados. Recientemente, lo encontré caminando con la mirada lejana, era muy diferente a de aquel entonces y le pregunte qué es lo que hacía actualmente me dijo ahora estar trabajando de ocho a cinco en la línea de montaje de una fábrica de automóviles, haciendo el trabajo más repetitivo es posible, sin ninguna razón específica que sea, diciendo que los sueños son solo eso… sueños. La vida no es lo que esperaba desde el principio.

¿Qué diferencia los que tienen éxito de los que no?, ¿Por qué unos pocos solo lo hacen y llegan al éxito mientras que los que toman el camino seguro se detienen a la primer prueba?

Se perturba mi mente al pensar que existen personas que se conforman con lo mediocre, cuando el mundo está diseñado para hacer las cosas en grande.

Últimamente, he conocido a muchos hombres y mujeres de negocios y estudiantes convencidos para crear una nueva empresa, y empecé a notar algunas diferencias.

No son habilidades, inteligencia o talentos; Es educación, pasión, unidad y la motivación la que ha hecho a esos hombres y mujeres grandes. Los “buscavidas” son apasionados de lo que hacen. Se despiertan en la mañana con un disparo de entusiasmo junto con la creencia inquebrantable que van a hacer que la vida funcione de la manera que quieren.

Deja de ser perfeccionista

Las personas que se esfuerzan porque lo que hacen sea demasiado “perfecto” dejan de lado la mayoría de las oportunidades por no ser “seguras”, mientras que las personas exitosas toman todas las oportunidades.

Yo considero que el perfeccionismo es una “cualidad” negativa para tener y no debería de estar en el diccionario de ningún empresario. Si eres un perfeccionista, seguro intentas convertir cada detalle en una capilla Sixtina, pero recuerda que si no es del agrado de tu cliente será como quemar esa capilla. Si intentas entregar la “perfección”, nunca a alcanzaras tu meta.

Coincidentemente, los empresarios más exitosos que he conocido hasta ahora son los que no pasaron la escuela con gran éxito, pero son los que, por poco, no pasan. Eran los que tenían sólo los grados suficientes para ir al siguiente año. Uno de ellos me comento un día ¿Por qué quieres poner todo este esfuerzo para obtener un exceso de grados que son inútiles para ti? Obtén lo suficiente para poner a trabajar a los que les dedicaron tiempo al estudio y disfruta la vida.

Con esto no digo que no haya que estudiar, quiero decir que no tenemos por qué ser “todólogos”.

http://pbs.twimg.com/media/BawN2ZiCMAAqd4K.jpg

El peor error es pensar que todo está perdido

Aquí estoy hablando sobre el estado mental de esas personas que prefieren morir en el intento y renunciar a la mitad del camino. La principal motivación de los triunfadores viene de dentro y no se alimenta desde el exterior. Para la mayoría de la gente, es fácil renunciar a las promesas que te haces a ti mismo (por ejemplo los propósitos de año nuevo ¿no?) pero para triunfadores, eso es lo más difícil de hacer, faltar a tus propias promesas y propositos. Mientras los otros van caminando con la sensación de que no tienen todo lo que necesitan. La sensación de “¿y si voy por mal camino”, “¿qué pasaría si …” ustedes me entienden.

Si crees que todo lo negativo que te está ocurriendo a ti, a tu negocio, a tu vida o a tu ideal, ya sea bueno o malo, recuerda que es el efecto de algo que hicimos o dejamos de hacer en el momento preciso. Todo depende de ti.